Si no tuviéramos invierno, la primavera no nos resultaría tan hermosa; si no tuviéramos tiempos de desasosiego, la alegría no nos resultaría tan bienvenida_(Anne Bradstreet). Y así os presento JÓMIV EN PRIMAVERA.

Desde hace ya muchos años, el solsticio de primavera me ha parecido propicio para gozar y deleitarme en la alegría de vivir. No sólo por el renacimiento natural que estalla en colores y olores, si no porque en estas fechas confluyen con certeza, todos los momentos importantes y felices que me han sucedido. Hace un par de semanas, un admirado y querido cantautor Gaditano me afirmaba rotundamente, mientras caminábamos por la Rambla; La primavera huele a hembra. Y como si de una máquina del tiempo se tratara, me vi caminando con mi chica entre flores y árboles muy cerca de Alcover, en uno de aquellos mágicos rincones, un dieciocho de mayo de hace veinticuatro años.

Nuestro hijo nació en primavera y una de las canciones a la que más cariño guardo, por cierto! no está publicada, la escribí en el mes de las flores. La historia nos ha regalado muchas primaveras de reivindicación por la libertad y no me refiero a Praga ni a Paris, que también. Sin ir mas lejos el pasado 24 de mayo nos fuimos a dormir orgullosos de Barcelona, Madrid y Valencia, con la sensación de que algo está cambiando.

En ninguna estación del año debería prohibirse nada, pero en primavera menos. Foto y texto; Sebas Santiago

En ninguna estación del año debería prohibirse nada, pero en primavera menos.
Foto y texto; Sebas Santiago

Pero voy a centrarme en la primavera de este año, que personalmente ha sido de «traca». Empezó de forma fantástica, pues pude «deshacer un nudo» en forma de conflicto laboral que me tenía bloqueado y atascado desde hacía un año. En una semana me vi cantando con SECUELA, que es la prueba viviente de que existe un relevo generacional en los barrios de Ponent de Tarragona. Andoni, Carlos y Jesús combinan talento, energía y cierto punto de candidez engañosa (pues son muy inteligentes) que te atrapa sin darte cuenta. Se prepararon unas versiones preciosas de Antonio Vega, Peter Cincotti, Kings of Lion, y un corto etc, pues teníamos 45 minutos de actuación. Si la primavera es sinónimo de renacer, Secuela representó para mí volver a tener 20 años. Me da que va a haber segunda parte.

SECUELA en directo. Andoni Díaz Carlos Rojo Jesús Gutierrez

SECUELA en directo.
Andoni Díaz
Carlos Rojo
Jesús Gutierrez

Justo al día siguiente tenía una cita con mis imprescindibles de EN EL SURCO. Un proyecto que ya tiene más de cinco años de vida y por el que han pasado músicos de toda índole, con diferentes estilos, formatos y formas de expresión. Una suerte de cooperativa musical, que se ha ido transformando a medida de sus propias necesidades. Poco a poco hemos ido evolucionando un coro vocal diverso y con alma. Y este día nos enfrentábamos al hecho de tocar sin pianista, instrumento que siempre ocupó una plaza principal en este grupo. Huelga decir que con una actitud valiente y honesta siempre pasará lo que pasó ese día. Otro renacer primaveral, con la ilusión de un nuevo camino. Así que, ahí estaremos Nito, Sara, Jose y un servidor, dándolo todo, siempre.

EN EL SURCO Jose A. Granadero Nito Caparrós Sara Blasco

EN EL SURCO
Jose A. Granadero
Nito Caparrós
Sara Blasco

Una semana más tarde me enfrentaba a un desafío, que confieso, me inquietaba sobremanera. Defender «Un palmo, dos pies, tres codos» a dúo con Miguel Trujillo. Especialmente porque como Jómiv, hasta la fecha, me han acompañado como mínimo cinco músicos y para esta actuación se requería de mi participación como guitarrista también. Después de un par de meses preparándolo llegó el día, que además quedaba muy cerca del primer aniversario de la presentación de este disco en Tarragona. Así que abrimos el concierto proyectando este vídeo.

Y poquito a poco, fuimos desgranando tema a tema y en la corta distancia. Una canción, otra canción, respirando de cerca y pisando bien fuerte el tablero del escenario. Y apareció Isbel y nos fusionamos para interpretar «Maria» y se bien que tocamos algún corazón que otro. Y con Miguel acabamos abrazándonos después de interpretar «Lazos»  con un público ya resuelto para gozar y disfrutar. Y entonces sentí, como dijo Machado,…. «La primavera ha venido, nadie sabe como ha sido».

Jómiv en Café Metropol con Miguel Trujillo. Foto: Dani G.

Jómiv en Café Metropol
con Miguel Trujillo.
Foto: Dani G.

Pero este 2015 mayo ha venido cargado de sorpresas, emociones y momentos inolvidables y se reservaba su último domingo para regalarme la posibilidad de participar en la fiesta de cumpleaños sorpresa mas bestia que he vivido. Ni más ni menos que traerse a Javier Ruibal para dar un recital a Teo, su familia y sus amigos. Teo Díaz es en mi opinión, un referente musical de los barrios de Tarragona. No solo por pertenecer a los míticos NÚMEROS ROJOS, si no por ser muy amigo de sus amigos y un melómano donde los haya. De forma que, haciendo lo imposible por guardar el secreto durante dos meses. cuestión inconcebible en un barrio, unas setenta personas se pusieron de acuerdo para el evento.

Javier Ruibal y Teo Díaz Foto: Sebas Santiago

Javier Ruibal y Teo Díaz
Foto: Sebas Santiago

Y llegó el día, y fue maravilloso y emocionante, y hubo un escenario decorado con motivos árabes, para preservar los «quejíos» con aire sefardí, de un mensajero del verbo por alegrías venido de Puerto de Santa María. Y disfrutamos de un refrigerio abundante y delicioso, todo hasta el más pequeño detalle. Con una artista pintando a mano alzada, puntos de lectura con la imagen de Ruibal,……que talento Queralt!!!!       Y unos amigos con muchas ganas de expresar a Teo nuestro cariño y gratitud, nos pusimos de acuerdo para preparar dos canciones de NÚMEROS ROJOS de una forma muy personal y respetuosa. Y para acabar de redondear un día de por si perfecto y dar paso al maestro, me regalaron con la oportunidad única de cantar con él Besos en Abril. Os podéis imaginar lo que representa para alguien que admira tanto a este cantautor, compartir escenario, versos y esencia musical.

Pruebas con Javier Ruibal. Salva Granadero, bateria Pepe Saez, bajo elétric. Nito Caparrós, guitarra José Granadero, coros José Miguel Väzquez, voz y coros Foto: Queralt Osorio

Pruebas con Javier Ruibal.
Salva Granadero, bateria
Pepe Saez, bajo elétric.
Nito Caparrós, guitarra
José Granadero, coros
José Miguel Väzquez, voz y coros
Foto: Queralt Osorio

Lo que a continuación pasó, queda para la memoria de los presentes. Solo puedo decir que muchos de nosotros tuvimos que contenernos para no llorar y que Javier Ruibal volvió a demostrar porqué es de los compositores mas grandes que tenemos.  La primavera llegó y con ella sus colores y mis sueños,…………….Que nos traerá el verano?

Javier Ruibal y un servidor. Foto: Sebas Santiago

Javier Ruibal y un servidor.
Foto: Sebas Santiago

 

 

 

Categorías: Uncategorized