Prohibido olvidar, dijo Rubén Blades, para aprender del pasado y encarar un futuro a todas luces incierto. Pero repleto de esperanza, esto es JÓMIV EN ORIGEN (2)

No es cosa sencilla echar mano de la memoria, y no me hago una idea de como lo tienen que hacer los biógrafos y los escritores que se dedican a recoger las vidas de personas en un libro. Una cosa es retener flashes de momentos concretos y otra muy diferente y más complicada es ordenar cronológica y detalladamente las cosas que te hayan sucedido hace mas de 24 años (en mi caso).

Con el paso del tiempo vamos cogiendo trozos de todo lo que oimos vemos sentimos tocamos y tambien paladeamos, para formar un frankestein  interior que no tiene por que ser un bicho raro . Foto y texto Sebas Santiago

Con el paso del tiempo vamos cogiendo trozos de todo lo que oimos vemos sentimos tocamos y tambien paladeamos, para formar un Frankestein interior que no tiene por que ser un bicho raro . Foto y texto: Sebas Santiago.

En el post JÓMIV EN ORIGEN (1) empecé recapitulando sobre mis comienzos en la música participando en un suerte de grupo que hacía música celta. Esto nos lleva desde 1987 hasta el 89. Un año más tarde en un encuentro con mis amigos Miguel del Moral (batería) , Rafa Colmenar (bajo) y un colega de Miguel, Jesús Esteban (guitarra), decidimos empezar a ensayar, oh casualidad! en la misma masía donde ensayaba música celta un año atrás, esta vez en coche.

Con veinte años y unas tremendas ganas de hacer ruido, me compré una guitarra eléctrica que imitaba a las Ibanez y un amplificador GK.  A este grupo se le puso el nombre CESE y nuestro debut fue en el centro cívico de Torreforta para Sant Jordi. Compartiendo escenario con DIRECCIÓN PROHIBIDA, llevamos (si no recuerdo mal) dos canciones de cosecha propia, Luka de Suzanne Vega y una versión muy particular de la música de cabecera de la serie «Juzgado de guardia»  . Con esta formación nuestro recorrido nos llevó a una actuación más, fue en la Mostra de Músics de Tarragona de 1991.

CESE para la Mostra de Músics de 1991

CESE para la Mostra de Músics de 1991

Además de hacer mis primeras composiciones con ideas musicales y letras,  lo que más recuerdo de aquella época son las risas, la sensación de independencia, la supuesta «transgresión» musical que ejercía la distorsión de la guitarra y una actitud más rebelde que realmente era de risa, pues no hacíamos ni Rock, ni Heavy Metal. Sonábamos a un sucedáneo de Pop Rock que con el tiempo fue evolucionando. Existe una cinta de cassette grabada en un ensayo.

CESE en la Mosta

CESE en la Mostra de músics

Después de la Mostra el grupo se transformó en quinteto con algunos cambios. Paco Martín París se puso a la batería, Albert Jordà a los teclados y Antonio López al saxo tenor. Yo ya había empezado a tomar algunas clases de guitarra con Ricard Masjoan y gracias a éste, a Rafa, que me dejaba algo de su música y la de su hermano y a otros amigos, empecé a escuchar a Miles Davis, Joe Jackson, Larry Carlton, Hiram Bullok, Marcus Miller, Brecker brothers, David Sanborn y un largo e inacabable etcétera. Y con este «potage» de músicas en la cabeza, empecé a componer ideas musicales con letra, que después trabajábamos en el ensayo. Ahora escribiendo, rememoro el «Right & Wrong» de Joe jackson y no puedo evitar una sonrisa y cierto punto de nostalgia, recordando como demonios nos atrevíamos con esta canción o con Humane Nature de Miles Davis.

El formato en quinteto fue a la vez productivo y curioso, por la diversidad de los componentes. Rafa y yo salíamos de los barrios, Antonio llegado de Lleida, era un funcionario de los juzgados amante del Jazz, Paco músico con formación, y el más jovencito Albert Jordà. Hasta finales del 93 o principios del 94, tocamos en bastantes sitios y participamos en algún que otro festival y concurso. En la primavera del 93 nos encerramos en el local (que por entonces estaba en la calle Portella del Casc Antic), un fin de semana con Kike Colmenar.

Con una doble pletina, una mesa con muy pocos canales y mucha inventiva, grabamos una maqueta con ocho canciones. Grabando todos a la vez y si alguien se equivocaba, volvíamos a empezar. Destacable por la repercusión local que tuvo en su momento, fue nuestra clasificación para un concurso de Tele 5 (junto con SORPRENDIDOS, grupo de Torreforta), en un programa que se llamaba «La quinta marcha» con una canción que saqué de un riff de Gary Moore y a la que llamé «Que tengo que hacer».

Reseña en Diari Tarragona, actuación de Cese en La Cova

Reseña en Diari Tarragona, actuación de Cese en La Cova

Reseña Diari Tarragona, actuación Cese en Antiquari.

Reseña Diari Tarragona, actuación Cese en Antiquari.

No siento pudor por estos inicios, ni por las obvias carencias musicales y literarias,  ni por el aspecto hipster vetusto y primitivo. Por el contrario, me conmueve recordarlo con Rafa estos días por teléfono, al que tengo que darle las gracias por tener semejante memoria. Muchas cosas se quedan en el tintero, pero permanece la calidez de los recuerdos entrañables, pasaron infinidad de anécdotas en ese tiempo. Dábamos los primeros pasos como músicos, como hombres con una responsabilidad. La de acudir puntualmente a los ensayos, pagar el alquiler, aprenderse las canciones, conducir a otros pueblos o ciudades para tocar. En mi caso además, casándome con la mujer de mi vida, a la que le escribí (probablemente fuera la primera)esta canción con CESE.

Después de mas de 20 años el próximo sábado 16 de mayo Rafa y yo vamos a coincidir en un escenario, él como bajista en MANERAS DE VIVIR y yo sustituyendo a la cantante de SECUELA.  Sólo por eso, la vida y la música valen la pena.

Cartel concierto MANERAS DE VIVIR, ANARKA y SECUELA

Cartel concierto MANERAS DE VIVIR, ANARKA y SECUELA

Sin lugar a dudas, continuará,……….